cesped 1
la foto 65DSC_7503

Césped Deportivo

Instalaciones Cesped Artificial Césped Deportivo

Código: CAD-1 Categorías: , ,

Descripción del producto

El Césped Artificial comenzó a conocerse tras la instalación de este producto en 1966 en el estadio Astrodome de Huston, Texas. Un césped de muy baja altura fabricado a partir de hilos fibrilados de poliamida (PA) e instalado sobre una base elástica.  Este estadio se decantó por el uso de este producto debido a que se trataba de un espacio cubierto, sin sol ni aire, y a fin de convertirse en un recinto multi-usos. Desde entonces el Césped Artificial comenzó a evolucionar, apareciendo cada vez más instalaciones de béisbol y fútbol americano en USA y de fútbol en Europa.
CESPED ARTIFICIAL RUGBY
A comienzos de los años 70 se desarrollaron productos a base de fibras de polipropileno (PP), menos resistentes que la poliamida pero también menos abrasivas, las cuales reducían considerablemente el riesgo de quemaduras en los jugadores. Durante este periodo, el césped artificial deportivo siguió instalándose sobre con una base flexible para mejorar la absorción de impactos. Este tipo de sistema es lo que se conoce hoy en día en el sector como la primera generación del Césped Artificial.
La segunda generación, instalada a finales de la década de los 70 y principios de los 80 en los Juegos Olímpicos de Montreal para Hockey y en destacados clubes como el Queens Park Ranges, Stirling Albion o el Luton Town, entre otros, para fútbol; consistía en un sistema muy similar al inicial, diferenciándose por un aumento de la altura del pelo de la moqueta (hasta 30mm), que se lastraba o rellenaba con de arena de sílice para mejorar el deslizamiento del calzado y evitar así el aplastamiento de las fibras.
CESPED ARTIFICIAL HOCKEY
A pesar del aparente éxito de la hierba sintética, la década de los 80 fue casi crucial, pues se puso en duda la permanencia del césped artificial para fútbol en las ligas oficiales. Los hinchas y jugadores de este deporte comenzaron a mostrar su descontento hacia este tipo de pavimento por diversas razones: El bote de la pelota era imprevisible, los jugadores debían utilizar un calzado alternativo al que acostumbraban, la fatiga era mayor en comparación con el césped natural, se sufrían lesiones debidas a la dureza y abrasividad del pavimento y la estabilidad dimensional de éste no era la adecuada.

La reputación del Césped Artificial se vio deteriorada en cuestión de meses.
CESPED ARTIFICIAL FUTBOL
El sector, viéndose resentido por prestigio alcanzado de la hierba sintética, se vio obligado a buscar nuevas alternativas y a invertir en el desarrollo de nuevos materiales y sistemas constructivos para tratar de renacer. Y así fue, pues a principio del siglo XXI el Césped Artificial resurgió, apareciendo en 1997 la llamada tercera generación, la cual ha ido evolucionando y persiste hoy en día. Se trata de un Césped Artificial más seguro, más resistente, y de características más próximas a las de la hierba natural.

De fibras de hasta 60mm de altura, la tercera generación del césped sintético se diferencia actualmente de sus predecesoras por la incorporación de fibras de polietileno (PE) de muy baja abrasión y mayor durabilidad que el polipropileno (PP), por contar con hilos de una única estructura -los monofilamentos-, y por agregar, sobre la arena de sílice, caucho granulado como relleno adicional.

 

 

Este nuevo sistema, ha aportado diversas mejoras en el terreno de juego: Menor abrasión, mayor amortiguación y capacidad de absorción de impactos, mayor durabilidad y en consecuencia, una mayor aproximación a la hierba natural. El perfeccionamiento del diseño y estructura del Césped Artificial ha supuesto notorios avances para la salud de los jugadores (reducción del número de lesiones, menor sensación de fatiga…), y un considerable ahorro de los gestores de las instalaciones deportivas.

Por último cabe destacar  la introducción de los monofilamentos texturizados en la tejeduría del Césped Artificial, los cuales combinados con el resto de fibras (fibriladas o monofilamentos), ofrecen una mayor amortiguación al producto y contribuyen a que el relleno de arena y/o de arena y caucho se desplace con mayor dificultad.

Valoraciones

No hay valoraciones todavía.

Sé el primero en valorar “Césped Deportivo”


*